7 consejos para viajar a Islandia en verano

viajar a islandia en verano

Viajar a Islandia siempre es un placer, sea cual sea la estación, pero es evidente que, por razones climatológicas, el verano es la estación que abre un mayor abanico de posibilidades a la hora de acceder a todos los rincones de la isla y de realizar un mayor número de actividades.

A continuación te damos 7 consejos sobre qué hacer y qué ver en Islandia en verano, de forma que puedas sacar el mayor partido a tu estancia en esta isla mágica.

Disfruta del sol de medianoche

Una de las cosas imprescindibles que ver en Islandia en verano es el sol de medianoche. La luz solar en la isla dura prácticamente las 24 horas del día durante la temporada estival, lo que te permite organizar todas tus excursiones y visitas sin preocuparte de la falta de luminosidad.

El único problema es que tanta luz puede sobreactivar el organismo en exceso, y algunas personas se olvidan de dormir. Por eso es aconsejable que lleves algún tipo de antifaz para dormir.

Visita todo lo que es inaccesible en invierno

Los inviernos en Islandia hacen que algunas zonas del país tengan un difícil acceso o que directamente se vuelvan inaccesibles. Sin embargo, el verano te permite visitar la totalidad de isla.

Algunas de las imprescindibles excursiones que hacer en Islandia en verano son la Reserva Natural Hornstrandir, la isla de Vigur y la cascada Westfjords.

En la zona más septentrional de la isla también tienes una gran número de actividades que realizar, como disfrutar de las aguas termales de Myvatn, practicar el piragüismo o navegar en barco hasta la isla de Grimsey, que ya se encuentra en el interior del Círculo Polar Ártico.

Explora Islandia a pie

El verano es la mejor época del año para viajar a Islandia y poder disfrutar de sus innumerables tesoros naturales. La isla es uno de los destinos favoritos de senderistas de todo el mundo, que con la llegada del buen tiempo tienen la posibilidad de realizar unas fantásticas rutas impracticables durante el invierno.

La más famosa es la ruta Laugavegur, incluida por la prestigiosa revista National Geographic entre las 20 mejores rutas de senderismo del mundo, con un recorrido que te puede llevar entre 4 y 8 días.

Otras rutas de senderismo más cortas, pero no menos bellas, son las de Víknaslóðir y Fimmvörðuháls.

Sea cual sea tu elección, procura viajar a Islandia con un buen equipo de trekking, con especial atención a las botas. Tus pies te lo agradecerán.

Visita los glaciares de Islandia

Los glaciares de Islandia pueden ser visitados durante todo el año, pero es en verano cuando su belleza es más espectacular por el brillo que les proporcionan los rayos solares. Algunos de los glaciares más clásicos son los de SkaftafellsjökullVatnajökull y Sólheimajökull.

Una forma muy divertida de recorrer los glaciares de Islandia es en motonieve.

Sea como sea, no te olvides de llevar buena ropa de abrigo, aunque sea verano, y también unas gafas de sol de calidad, porque el reflejo de la luz solar en hielo y nieve puede llegar a ser cegadora.

Observa a las ballenas y frailecillos en su hábitat

Uno de los grandes atractivos de viajar a Islandia en verano es la posibilidad de contemplar su increíble fauna. Con la llegada del estío, son numerosas las especies de ballenas que se acercan a sus costas (jorobadas, Minkes, orcas, azules…) para alimentarse. También es la mejor época para ver frailecillos, unas aves encantadoras que tienen en la isla de hielo su mayor colonia del mundo, con casi 10 millones de ejemplares.

Hay excursiones en barco para ver ballenas por todo el país, desde la capital Reikiavik hasta los pueblos del norte.

Por su parte, las mejores zonas para observar a los frailecillos son el Cabo Dyrhólaey, las islas Westman y los acantilados de Westfjords.

Navega en barco por Jökulsárlón, el lago de los icebergs

Uno de los lugares más bellos y mágicos de Islandia es el lago Jökulsárlón, en el que puedes disfrutar de la vista de sus imponentes icebergs y de su gran colonia de leones marinos.

El glaciar Breiðamerkurjökull es el responsable de que este lago esté lleno de icebergs, ya que al derretirse en verano hace que esos gigantescos bloques de hielo se deslicen por la laguna hasta llegar a la legendaria Diamond Beach, la playa de los diamantes, conocida por este nombre por parecer poblada de enormes piedras preciosas.

Disfruta de las fiestas y festivales del verano islandés

El verano en Islandia es corto, pero los islandeses saben sacarle partido. No hay semana en la que no se celebre algún tipo de fiesta en la que poder comer, beber, cantar y bailar.

Uno de los grandes eventos del verano es el Solsticio Secreto de Reikiavik, basado en la antigua religión nórdica, y en el que participan importantes músicos de todo el mundo.

Otros festivales muy populares son el Bank Holiday Weekend de Vestmannaeyjar, el Green Fish Day de Dalvik y la Noche de la Cultura en Reikiavik, en el mes de agosto.

Viajar a Islandia en verano es la mejor opción para poder realizar un gran número de actividades y para conocer algunos lugares a los que es imposible acceder en invierno. Si quieres informarte sobre cómo viajar a Islandia, en grupo o en privado, no dudes en consultar los viajes guiados que te ofrece Islandia Tours.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *